lunes, 27 de octubre de 2008

Un ejército de 7 testificando

El pasado domingo 19, salí con algunos discípulos a predicar en el parque central de Cartago. Mira algunas fotos de nuestro "ejército de 7". Es muy motivante salir juntos a predicar el evangelio. Cada semana nos reunimos a estudiar la Biblia, y parte muy importante es que salgamos a compartirla. ¿Quieres ver algunas fotos de nuestra salida?



Aquí estoy con doña Elida, Jennifer y Paola. El día estaba bien soleado, perfecto para poder conversar con las personas que llegan al parque. Comentaba con Jennifer (que nos acompañaba por primera vez) que lo que hacemos es conversar con personas normales, que igual que todos necesitan el evangelio y por eso debemos esforzarnos por vencer el miedo. A varios les sucedió que les rechazaron, pero eso los hace bienaventurados (Lucas 6:22).



Aquí me ves con cinco jóvenes a quienes les testifiqué. Ellos fueron sinceros mientras les mostré la Ley, reconocieron su pecado y poco a poco la Ley hizo el trabajo de cerrar sus bocas para que se vieran culpables ante Dios (Romanos 3:19-20). Luego, les compartí la Gracia de Dios, y finalmente la necesidad de su decisión de arrepentimiento y fe. Quedaron con un buen mensaje escrito en sus manos. Su día empezó con un predicador en la calle, espero ellos sean salvos y los veamos algún día en el Cielo.



Aquí, ves a Jony compartiendo con varios jóvenes, mostrándoles algunos tratados y luego haciéndoles pensar en el valor de su alma. ¿Venderías uno de tus ojos por 1 millón de dólares? ¿Verdad que no? Jesús dijo que más deberías valorar tu alma, y dejar lo que sea para entrar al Reino de los Cielos (Mateo 5:29).



Aquí ves a Paula, hija de Jony, mientras coloca tratados en las cabinas telefónicas. los tratados son testigos silenciosos, quedan allí esperando a un pecador que los lea. ¡Dios usa la literatura! Tienes una Biblia y esa es la demostración de que Dios usa la palabra escrita para propagar el evangelio.



Al final, todos los teléfonos quedaron listos para alguien que esté dispuesto a leer un tratado evangelístico bíblico. ¿Y tú cuándo planeas salir de tu camino e intencionalmente buscar a un pecador para testificarle? ¡Animo!

1 comentario:

israel dijo...

En lo personal, pues bien por Ustedes, predicando arrepentimiento. Dios les guarde y les siga usando!
un saludo desde Mexico!