miércoles, 26 de noviembre de 2008

Que caiga la idolatría

Un amigo me mandó este video y es un ejemplo clarísimo de cómo las estatuas que adora la religión católica-romana son sólo eso, pedazos de yeso.



Salmos 115
4 Los ídolos de ellos son plata y oro,
Obra de manos de hombres.
5 Tienen boca, mas no hablan;
Tienen ojos, mas no ven;
6 Orejas tienen, mas no oyen;
Tienen narices, mas no huelen;
7 Manos tienen, mas no palpan;
Tienen pies, mas no andan;
No hablan con su garganta.
8 Semejantes a ellos son los que los hacen,
Y cualquiera que confía en ellos.

1 Corintios 6:9
¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, [...]

Si Dios no ha sido el primero en tu vida siempre, entonces alguien o algo más lo es, entonces has roto el 1er y 2do mandamiento... Dios te ve como un idólatra... Y si mueres en tus pecados, la Biblia dice que Dios te castigará por tu pecado, en el Infierno... Igual, si has mentido, o robado o deshonrado a tus padres...

Necesitas salvarte del Juicio de Dios. Sólo Jesucristo te puede salvar ya que El es el Sustituto por tu pecado. (Siempre alguien tiene que pagar por un crimen, eso es justicia)

Dios manda a todo hombre arrepentirse de sus pecados y confiar en Jesucristo (no en buenas obras propias). Si lo haces con humildad, El te salva. No hay nada más importante, por favor, piénsalo!

1 comentario:

Pastor Luis Cordero dijo...

La idolatría no es de DIOS.. ni para nada debemos cambiar.... Referente a esto podemos conocer que DIOS conoce el corazón de los hombres...